AUSTRALIA: NUESTRO PLANETA ARDE

AUSTRALIA: NUESTRO PLANETA ARDE

Estamos pasando por un momento crítico causado por el cambio climático, Australia está viviendo una de sus peores temporadas de incendios forestales, alimentados por temperaturas récord y meses de severas sequías. Y, según trabajadores de emergencia, lo peor aún está por venir.

En días recientes ha estado circulando una cifra de los animales que pudieron haber muerto en los feroces incendios que están azotando a Australia: 480 millones de ejemplares.

Los incendios están ocurriendo en zonas de la costa este y sur, que es donde vive la mayoría de la gente. Estas zonas incluyen áreas alrededor de Sídney y Adelaida.

Los números son dramáticos. La situación casi insostenible. Australia vive su peor pesadilla desde que se tenga memoria. Los incendios son algo recurrente para esta época del año han alcanzado niveles nunca vividos: 24 personas han perdido la vida, varios de ellos, bomberos, que se transformaron en héroes, 1.588 casas destruidas, 5.500.000 hectáreas arrasadas por el fuego y 500 millones de animales muertos.

Pero, ¿por qué esta vez los incendios son tan devastadores? Las razones son varias. Las llamas han sido alimentadas por una combinación de calor extremo, sequía prolongada y fuertes vientos.

Australia está sumida en una ola de calor con temperaturas récord desde hace tres meses. Cuando promediaba diciembre y nadie creía que los incendios podían ser tan mortales, los australianos vivieron el día más caluroso de la historia: la temperatura promedio fue de 41,9 grados centígrados. Abrumador incluso para una población acostumbrada al calor. Las noticias no son alentadoras. En las próximas semanas las condiciones no variarán demasiado.

Una de las causas de este desafortunado episodio es que, a nivel doméstico, es fundamental advertir que el Primer Ministro australiano, Scott Morrison, es considerado un negacionista del cambio climático. “Ha realizado campañas para ocultar los efectos del calentamiento global que, claramente, ha favorecido la virulencia de los incendios. El país, además, ocupa un lugar importante como nación emisora de dióxido de carbono”. Como no se reconoce el problema, se desestima la aplicación de políticas de prevención y mitigación efectivas. No hay diagnósticos meditados para conflictos que, por el contrario, se resuelven sobre la marcha de manera poco coordinada.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Select your currency
USDUnited States (US) dollar
Open chat
Powered by